RSE

Nuestra definición de Responsabilidad Social Empresaria

La RSE es una forma de gestión integra y estratégica que la empresa elige para dar respuestas a los nuevos escenarios configurados como consecuencia del establecimiento de un nuevo paradigma, que apunta a lograr un desarrollo sostenible. El enfoque de sostenibilidad está asociado a una actitud de transformación, donde la empresa es considerada sujeto de cambio, totalmente involucrada, comprometida con los vínculos existentes con su entorno; gestionando de manera consciente los impactos (ya sean positivos o negativos) que sus operaciones cotidianas producen.

Beneficios de la RSE

MEJORA

Mejora la salud del personal y en consecuencia su presentismo y productividad, al promover un ambiente de trabajo sano y libre de enfermedades.

ATRACCION

Atracción de nuevos capitales de inversión como consecuencia del fortalecimiento de la imagen de la empresa tras la inversión social.

MEJORA

Mejora en la imagen y reputación de la compañía, lo que asegura lealtad y confianza por parte de los consumidores.

COSTOS

Reducción de costos en consumo de energía, papel, agua y otros insumos mediante la implementación de medidas relacionadas al cuidado de la naturaleza y a la concientización sobre la pertenencia del ser humano a la misma.


ALIANZAS

Creación de alianzas estratégicas con diversos actores para la consecución de objetivos comunes, lo que genera sinergias eficaces y sostenibles con beneficios no solo económicos, sino también de incorporación de nuevos conocimientos y ampliación de la visión de la empresa.


CREACION

Creación de un ambiente laboral en el cual el empleado se sienta identificado con la compañía y encuentre un espacio de aprendizaje, de desarrollo personal-profesional y de aporte y contribución a los fines de la empresa. Esto trae aparejado una mayor satisfacción y predisposición para el trabajo, menor rotación, mayor estabilidad y consecuentemente, un mejor producto final.

PROGRESO

Progreso económico a medianolargo plazo debido al desarrollo de la comunidad. Al ayudar a crear una sociedad más equilibrada, prospera y ecuánime, se promueve un desarrollo económico con raíces más solidas y consumidores más responsables que elegirán los productos yo servicios provenientes de empresas social y ecológicamente comprometidas.