Proyectos Sociales

Rol de LUZYRSE en materia de Proyectos Sociales

Nos ocupamos de brindar servicios íntegros y coherentes con nuestros valores y nuestro sentir, adaptándonos a las posibilidades y situaciones específicas de cada uno de nuestros clientes. Nos centramos en que la labor sea realizada en plena presencia en cada paso del proceso sin perder de vista la meta; con el fin último de imprimirle alta calidad de conciencia al producto.

En relación a los proyectos sociales, se pretende vincular la entidad - cliente con la sociedad a la que pertenece, el Estado y demás instituciones a fin de contribuir con su accionar a mejorar no sólo la calidad de vida de las personas sino también a transformar la realidad en la que vivimos.

¿Qué es un Proyecto Social?

Se entiende por social todo lo que afecta al ser humano y a sus condiciones de vida. Por lo tanto, un "proyecto social" refiere a un conjunto de actividades planificadas desarrolladas en un tiempo y espacio determinado que persigue como fin último mejorar la realidad que involucra y afecta a un grupo social determinado. Por medio del mismo se busca generar cambios positivos de dicha realidad, es decir, se espera una mejoría en las condiciones y la calidad de vida de los sujetos involucrados y de la sociedad en su conjunto.

Se parte de la idea de que existe una necesidad o un deseo de modificar ciertos aspectos o cuestiones de la realidad social. Esto implica que se debe comenzar por una lectura sobre dicha realidad que se aprecia como negativa, a partir de la cual se proyectan acciones destinadas a provocar un cambio hacia una situación mejor.

Dentro de los proyectos de tipo social se incluyen fundamentalmente los que hacen referencia a las necesidades básicas del individuo, es decir; salud, educación, empleo y vivienda, así como otro tipo de necesidades como la seguridad social, problemas relacionados con la familia, minoridad, pobreza, atención a grupos especiales, cuidado del medio ambiente, entre otros.

Etapas de un PROYECTO SOCIAL

1. IDENTIFICAR

Identificar el problema o la carencia que se desea mejorar o resolver.

2. DIAGNOSTICO

Diagnóstico: una vez detectado el problema se hace necesario un análisis más profundo de la situación que se quiere transformar. Por medio de ese análisis se definen las principales causas que generan el problema, sus efectos, a quienes afecta, las posibles áreas o focos de intervención y las eventuales soluciones de dicho problema. Estas soluciones deben ser adecuadas, pertinentes y viables.

3. DISEÑO

Diseño y formulación del proyecto: la elaboración precisa y concreta de un proyecto exige conjugar armónicamente todos los pasos que llevan a la consecución del mismo, tanto la fase de diagnóstico, de descripción y fundamentación del proyecto, de identificación de objetivos, de especificación de actividades, de tiempo de ejecución, como los recursos humanos, materiales y financieros de que se dispone para llevar a cabo el proyecto.

4. EJECUCION

Aplicación/ Ejecución: la ejecución implica poner en práctica el proyecto y prestar atención a su desarrollo, seguimiento y control.






5. EVALUACION

Evaluación: es el proceso de reflexión que permite explicar y valorar los resultados de las acciones realizadas. En esta etapa se siguen ciertos criterios de tipo positivista como el análisis sistemático, las medidas objetivas, los objetivos conductuales operativos, observables y medibles que garanticen la objetividad y la precisión.


6. INFORME

Informe final: Consiste en sistematizar el proceso seguido desde la fase de diagnóstico, aplicación y logro de los resultados. Allí se resaltan las conclusiones y resultados positivos, aunque también incluye las limitaciones encontradas en el desarrollo del proyecto. Tiene como finalidad el dar a conocer los resultados obtenidos a otras personas para que puedan contrastarlos.

7. REFLECION

Reflexión crítica: Es conveniente desarrollar el pensamiento crítico durante la elaboración, desarrollo y aplicación de cualquier proyecto de trabajo.